Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


AMORES PROHIBIDOSCategoría: Sexo en familia

Por Horacio | 2014-09-23 09:15:59 | 0 comentarios

A poco de quedar viuda, mi suegra Irene vino a vivir con nosotros, por insistencia de su hija Susana (mi mujer).
Irene es una hermosa mujer de buen cuerpo aún y, a sus 50 años, se mantiene espléndida y para nada evidencia la edad que tiene, aparentando tener unos 10 años menos.
Confieso que me sentí fuertemente atraído por ella y desde el primer día, ejercí un muy bien disimulado control sobre su persona. Cuando iba a la casa de sus amigas, solícitamente yo la llevaba en mi coche y luego la buscaba; otro tanto cuando salía de compras, al punto de esperarla mientras hacía las mismas. En cierta ocasión y como al pasar, Susana me dijo sonriente:
-Cuidas más a mi madre que a mí misma.
-Tú me tienes a mí –contesté presto- pero ella no tiene quien se ocupe. Pero si te molesta mi atención, dejo de hacerlo y sanseacabó.
-No es para que lo tomes de esa manera –dijo dándome un beso- me encanta que te ocupes de mi madre. Y en prueba de ello, vamos al dormitorio que te lo agradeceré como corresponde…
Días después, Irene me pidió que la llevara de compras. Salió enfundada en una apretada falda de color negro que remarcaba ostensiblemente su espectacular cuerpo, particularmente el bien formado y prominente culo que tiene.
Como Susana se encontraba trabajando y tardaría bastante en volver, pude hablar a Irene sin tapujos antes de buscar el coche:
-Disculpa Irene, pero así como estás vestida YO no te llevo a ninguna parte…
-¿Por qué?- dijo mirándome extrañada- ¿Qué tiene de malo mi vestimenta?
-Es muy provocativa- exclamé vehemente.
-Dime Horacio-dijo acercándose a mí- ¡¿Acaso estás celoso?!
-Muy celoso – exclamé lanzado mientras la tomaba de la cintura – no quiero que nadie te mire…
-Que posesivo eres…, dijo entreabriendo sus jugosos labios.
La besé larga y apasionadamente, hasta casi dejarla sin aire.
-Dejame…respirar…un poco Horacio…me vas a matar…
La volví a besar y ella me respondió con fuego de su boca hambrienta y cuando bajé mi mano bajo la falda buscando su braga, ella me contuvo el gesto y, aún sacudida por la agitación, me dijo:
-Espera…espera… ¿te das cuenta de lo que vamos a hacer…?
-Perfecta cuenta-dije muy excitado-soy responsable de mis actos…
-Si…pero si Susana se percata…será un gran escándalo Horacio…pensemos un poco…estamos muy locos.
-No me importa nada Irene –me escuché decir- te deseo con locura y necesito hacerte mía…
La seguí besando con pasión desbordada, en tanto pude meter mi mano dentro de su braga y acariciar la suave hendidura que se encontraba totalmente mojada.



-Ay Horacio, ah, ah, no sigas porque me vas a hacer correr aquí…vamos a mi habitación…allí estaremos mejor.
La cargué en mis brazos y la llevé al dormitorio; la recosté sobre la cama y le fui quitando una a una sus prendas hasta dejarla totalmente desnuda. Un minúsculo triangulo de vello sedoso cubría la entrada de su coño palpitante; abrí sus piernas y me extendí entre ellas con la polla totalmente entumecida. Muy lentamente la fui introduciendo en el apretado pasaje, que fue enfundando el miembro a medida que ingresaba a su profundidad, en tanto sentía a Irene gemir y suspirar sonoramente.
De manera pausada pero progresiva, la fui bombeando con firmeza extrema, hasta sentir que Irene contraía fuertemente sus esfínteres al tiempo que gritaba:
-Aaahhhhh, aaahhhhh, que me corro Horacio….uuhh…aargg- dijo expulsando afuera sus líquidos hirvientes. Cuando cesaron sus espasmos, enfundé nuevamente la polla hasta lo más profundo y descargué todo mi esperma en cuatro chorros furiosos que rebalsaron sus entrañas.
Mientras descansábamos, me preguntó vivamente:
-¿Qué hora es? ¡No sea que llegue Susana!
-Cálmate Irene, recién son las 10 y 30 horas.
-Ah! Entonces tenemos tiempo ¿verdad?
-¿Tiempo para hacer qué? –pregunté intrigado.
Irene no me contestó y simplemente se puso boca abajo sobre la cama, exhibiendo el espectacular culo que tiene.
-¿No te apetece el postre? – susurró suavemente.
-¡Claro que sí! –exclamé y me ubique presto entre sus nalgas carnosas con la polla totalmente erguida. La lubriqué con restos de semen que brotaba de su coño y apoyé el glande sobre el orificio, el cual cedió generosamente ni bien lo presioné permitiendo al miembro ingresar sin dificultades. Estuve bombeando cosa de 20 minutos, alucinando extasiado dentro de ese conducto genial, el que a ratos semejaba una estrecha boca por la forma en que succionaba la polla. Cuando no pude contenerme más, descargué el resto de leche que me quedaba, el cual se escurrió generosamente en su interior.
-Aguarda, no la saques aún- me susurró roncamente en tanto comprimía fuertemente el orificio a manera de sopapa sobre la polla consiguiendo extraerme un pequeño chorro de esperma adicional. ¡Fantástica mujer! -pensé hacia mis adentros-es muy buena follando.
Esta fue la primera de una larga cuenta de folladas que tuve (y aún tengo) con mi extraordinaria suegra, a la cual cuido y protejo cada día más…sin olvidar a mi mujer, por supuesto, de la cual también me ocupo. Vivo feliz con mis dos mujeres en casa.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 6 veces

yoCategoría: Sexo en familia

Por mateo lopez | 2014-09-22 21:10:42 | 0 comentarios

Mi what sap 50769576459 soy hombre

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 16 veces

ParrilladaCategoría: Orgias

Por Wilson Gau | 2014-09-22 12:26:58 | 0 comentarios

Mi esposa y yo habiendo tenido ya par de experiencias de sexo en grupo nos quedo el gusto por este tipo de placeres. Ella me sugirió que prepararamos un encuentro donde participaran nuevos actores, ella consideraba que ya era suficiente con los sujetos anteriores. Le propuse a un excompañero de clases y a un compañero de trabajo, que ella ya conocía y que en alguna oportunidad recuerdo me mencionó que le parecían atractivos. Hablé con ellos que son de plena confianza, les pareció una locura lo que estaba haciendo pero sin embargo aceptaron, en alguna oportunidad sintieron atracción por mi esposa así que no hubo mucho problema. Yo a ella le pedí que se encargara de conseguir a alguna chica, la buscó pero según ella no tuvo éxito. Preparamos la cita, una tarde en la casa de mi excompañero de clases, haríamos una parrillada, el tiene espacio y ambiente para hacer ese tipo de reuniones. Para la ocasión ella se puso un vestido color crema, corto y escotado, que acostumbraba a ponérselo con fondo por lo claro pero en esta ocasión no se lo colocó, por lo que se veía translucido y se podía apreciar la ropa interior sexy que portaba, un hilo dental muy pequeño que al frente trae una abertura que deja expuesta su vulva. Llegamos al lugar, nos recibió mi excompañero, la saludo y le dio una vuelta piropeándola, mencionándole lo hermosa que estaba y pasamos al patio donde ya se encontraba preparando la parrilla. Llegó mi compañero de trabajo, nos dieron unos tragos y nos pusimos a tomar y conversar. Comimos, seguimos tomando, bailamos algunas piezas con ella, pero ya se encontraba algo impaciente, la lleve a un lugar más privado para conversar y le pregunté que le pasaba, a lo que ella me respondió que mi excompañero de clase le había dicho que si no le molestaba el había invitado a unos amigos de él que yo conocía. Fui a hablar con él para hacerse saber que eso no era lo que habíamos acordado y me dijo que no me preocupara que estos amigos también habían estudiado con nosotros y uno de ellos venía con su mujer, que según él le gustaban este tipo de encuentros. Hablé nuevamente con ella, le explique lo que me habían dicho y se quedó más tranquila, sabiendo que no era la única mujer dentro en la reunión. Llegaron, si los conocía, les presenté a mi esposa e incluso no hizo falta que mi excompañero me presentara a la otra chica porque ya la conocía, también era de la universidad. Seguimos tomando recordando viejos tiempos y mi esposa y ella aparte conversando en otro lugar, como tramando algo. Ellas le pidieron al dueño de la casa una habitación para cambiarse y ponerse más cómodas y a mi me dijo que le dijera a los chicos que esperaran en la sala en un sillón grande de cuero que allí se encontraba. Nos sentamos a esperar, eran mis cuatro excompañeros de clase sentados en el sillón, mi excompañero de trabajo en un sillón individual y yo en el otro. Salieron de la habitación y comenzaron los silbidos, dos mujerones en su diminuta ropa interior que nos subió la libido a todos. Como ya mencioné mi esposa con un pequeño hilo dental, abierto por la vulva, color blanco al igual que el brassier, que casi que no cubre sus grandes tetas y zapatos de cintas de tacón alto y mi excompañera de universidad con una tanga negra también tipo hilo con brassier del mismo color y unas botas de tacón alto, ambas muy perfumadas y maquilladas. Las mujeres empezaron a desfilar frente a nosotros y cada uno de ellos sentados pasaban sus manos por sus piernas y una que otro le daba apretaba una nalga o le daba una palmada. Enseguida eso nos produjo una fuerte erección a todos por lo que nos diponíamos a sacarnos nuestros penes del pantalón pero ellas nos señalaron que aún no. Mi excompañera se montó sobre las piernas de los cuatro que estaban en el sillón, extendiendo su cuerpo y quedando boca abajo, mientras mi esposa, se agachó donde yo estaba, frotó su mano sobre mi paquete, bajo mi cierre, me desabotonó el pantalón, tomó mi guevo fuertemente sobre el tallo y empezó a pasar la punta de su lengua sobre el, me miraba directamente a los ojos, se sonrió y embulló completamente mi pene en su boca, que divino lo mamaba, de frente vi a mi excompañero de trabajo que se lo había sacado y se masturbaba viendo el culo de mi esposa que quebaba frente a el. Los otros tocaban el culo y la cuca de la otra chica, ella ya había bajado el cierre del pantalón a su novio y se lo estaba mamando. Mi esposa se levantó me quitó la camisa, me bajé el pantalón, el bóxer y quedé desnudo, mi compañero de trabajo se acerco le desabrocho el brasier y por detrás la abrazo apretando sus tetas ella volteó su rostro para darle un beso con lengua mientras sentía su miembro erecto como rosaba sus nalgas. En el otro sillón todos se habían levantado para desnudarse mientras que la chica seguía pegada chupando el miembro de su novio. Mi compañero de trabajo y yo nos quedamos parados mientras mi esposa se agachaba a chuparnos nuestros guevos, lamía nuestros testículos, se metía el tronco completo hasta la garganta, en una deliciosa mamada. Los últimos en desnudarse fueron mi compañero de trabajo y el novio de la chica. Uno de los excompañeros se nos unió para quedar en dos grupos de tres contra una. Fueron varios minutos se sesiones de sexo oral donde la chica y mi esposa se saborearon el guevo de los seis y en donde disfrutaron de ricas mamadas de cuca donde pudimos saborear de los deliciosos jugos amargos de esas ricas vaginas. Mi excompañero de clase se había preparado para la ocasión con condones suficientes para todos y aceites lubricantes aromáticos para los ricos agujeros que íbamos a penetrar. Yo fui el encargado de untárselo a mi esposa por el ano, mientras ella chupaba dos guevos se encontraba en posición de perrito me dispuse a meterle los dedos y fue la primera de ellas en ser ensartada, como disfrutaba yo de aquel rico culo. La otra chica se monto arriba de su novio para que la penetrara vaginalmente. Pedi a mi esposa para sentarme en el sillón y que ella se sentara sobre mi guevo de espaldas a mi, mi compañero de trabajo se la clavó por la cuca y al otro excompañero le mamaba el guevo. La otra chica la insertaron por el culo y el otro metió su guevo en su boca. Estaban ese par de hembras jadeando de placer rellenas por todos sus agujeros. Las cambiábamos de posición, cada uno de nosotros probó sus cucas, culos y bocas, y todos se pasearon para hacerse una rica paja rusa entre las tetas de mi esposa aprovechando lo voluptuosa que las tiene. Llegó el momento de acabar, nos sacamos los condones y ellas en ricas mamadas nos ayudaron a venirnos, eran chorros de semen que empapaban sus rostros y chorreaban por sus cuerpos. Nos limpiaban nuestros guevos en unas exquisitas mamadas hasta dejarlos bien limpios. Ya exhautos se retiraron las mujeres a asearse y a vestirse. Nos vestimos, repartieron las últimas cervezas quedaban (las del estribo) y nos despedimos normalmente como si se hubiera tratado de cualquier reunión. En el carro rumbo a la casa decidimos desviarnos a un motel para seguir tirando toda la noche, ambos seguíamos muy excitados, esperando repetir otra parrillada...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 20 veces

Andrea IIICategoría: Sexo en familia

Por Delfin | 2014-09-22 01:40:32 | 0 comentarios

Llegamos con tiempo al centro, lo que nos dio tiempo de pasear un poco hasta que se aproximara la hora de ir a buscar a la madre de mi querida novia.

Ya en la puerta, nos estaba esperando. Tenia puesta la misma pollera blanca tableada, caminamos unas cuadras, hasta la zona de los cines, con el sol de la tarde cayendo entre los edificios, sus rayos tenues se filtraban transparentando su falda pudiéndose ver sus piernas contorneadas y el comienzo de sus bragas blancas.

En el cine nada importante, al salir comentamos la película, mientras comíamos algo liviano. El único contratiempo fue que al llegar a la estación de tren

ya habían cancelado dos trenes anteriores por una huelga de señaleros y la central estaba repleta de gente y en los andenes no cabria un alfiler.

Logramos ascender y estuvimos demorados media hora mas, antes de salir se corto la luz dentro del vagón y quedamos en penumbras, con tanto movimientos y empujones, quedamos cerca de una puerta que comunica con el vagón continuo. Mi novia quedo abrazada por su mama como protegiéndola y yo que tras de ella, no habia pasado ni la primera estación que me vi obligado a colocar una mano en su cintura.

- Sos vos Claudio?

-Sí como están.

- Bien.

-Y Andrea.

-Acá... estoy bien, apretada y con sueño. Con el amparo de la oscuridad fui, poco a poco apoyándome en la hermosa colita de la madre de Andrea me fui animando cada vez mas, a la vez que sentía que ella hacia recibo de ello sin decir una palabra. Después de la segunda estación que paramos en la cual subió mas gente, la situación me daba excusas ante cualquier protesta, pero como no las hubo y yo estando bien exitado, al estar tan unidos que su pollera ya se hundía metiéndose entre sus nalgas. Queriéndolas sentir mas y dada su pasividad me arriesgue a comprobar si era realmente aceptación. Me baje el cierre cubierto por la gente y la oscuridad reinante y comencé a frotármela entre sus nalgas, pronunciando los vaivenes del tren, ella contrariamente a lo imaginado aproximo mas su cola dejándose deliberadamente apoyar y librándose a disfrutar con mucho disimulo, cruzando algunas palabras con su hija.

Me di cuenta de su calentura por que apoyo su mano sobre la mía que la tenia en su cintura.

- Estas bien Claudio?

- Si Irma no se preocupe cuídeme a la nena.

- Como fuera mi hija.

Mientras intercambiábamos palabras nuestros cuerpos pujaban por estar mas cerca. Al pasar la cuarta estación, no pude mas y le fui levantando su falda hasta que parte de su ruedo quedo a la altura de mi estomago y mi pija quedo sobre su bombacha y entre sus nalgas. Por los movimientos del tren pude pasarle mi pija por sus cachetes, quedando en ese entonces, piel con piel lo cual aumentaba su desenfreno, dejándosela pasar calladita sin una palabra, como si fuera una colegiala que es manoseada por primera vez por entre las piernas.

En la quinta estación, me la tome con mi mano y se la pase por el lado interior de sus piernas, ella sintiendo esa carne caliente, entreabrió las piernas un poco, permitiéndome llegar a su pubis y hacer presión por sobre su bombachita blanca, eso sucedió varias veces, el tiempo para mi era interminablemente delicioso.

Pude sentir lo mojada que estaba la zona por sus flujos, al faltar una estación para bajarnos, volví a colocársela entre las nalgas y la fricción de ambos cuerpo llego a ese camino natural, que culmino con mi descarga copiosa, abundante de semen, entre su bombacha y pollera. No pude desaprovechar la ocasión, una oportunidad como estas no se da todos los días, así que me di el lujo de limpiar y expandir mi leche con mi pija por sus nalgas y piernas y termine de limpiármela con el ruedo de su pollera antes de guardarla, sabiendo desde ya, que al llegar a su casa y sacársela llevaría a su boca los restos de leche de su falda y se haría una paja de lujo, después de esa experiencia de le hizo vivir el novio de su hija, que ni su marido en las buenas épocas, logro despojarla de toda prudencia y llevarla a tal grado de indecencia.

Al bajar del tren, nos adentramos al frío para el cual no estabamos preparados, teníamos que caminar tan solo seis cuadras pero parecieron veinte. El viento nos obligo a abrazarnos a los tres quedando yo por suerte en el medio de ambas mujeres, lo cual nos causo risas y así entre temblores y chistes se fueron pasando las cuadras, antes de llegar a casa pensaba en la leche derramaba, todavía liquida entre su pollera y su bombachita blanca. Con este pensamiento ya la tenia parada nuevamente. Al doblar la ultima esquina e internándonos en la calle mas oscura e inevitable por ser la cuadra de la casa de Irma, y hablando del frío y de lo bien que nos caería un café, fui dejando su cintura bajando mi mano por el fin de su espalda para volver a sentir la falda mojada por mi leche, y animándome a bajarla mas, para poder por ultima vez, manoseándole lentamente y descaradamente su cola pasándole bien dos dedos por la raya de la cola llegando casi hasta el final de sus piernas, teniendo en cuenta que tanto su pollera era de una tela suave y su bombacha de raso, la sensación de mi mano ante ese cuerpo fue única. Subí y baje dos o tres veces la mano y apreté con delicia sus cahetes. Ya llegaba a levantar un poco la falda por el movimiento del breve pero intenso manoseo.

- Bueno... Bueno..(dijo Irma como avisándome) ya llegamos chicos. Y yo ahora les voy a preparar un buen café, después de ponerme cómoda por que estos zapatos me están matando, que les parece.

- Bárbaro mama yo y Claudio te ayudamos.

Al entrar Irma inmediatamente se dirigió al baño.

- Chicos me voy a dar una ducha en seguida salgo. Pueden ir preparando las cosas en la cocina.

- Si mama.

Ya en la cocina la tome a Andrea en mis brazos.

- Dale Andrea chúpamela antes de que salga tu mama, que llevo la leche de todo el día mi amor.

- Humm.. debe ser mucha pobrecita le debe doler tener acumulada tanta lechita, yo te la voy a sacar.

Así mi amor pajéamela bien, pásale la lengua como vos sabes, antes de caiga tu mama.

- Y si llegara mi mama y nos descubriera te gustaría.

Tal comentario me calentó tanto, que Andrea se dio cuenta y me pajeo con mas fuerza para hacerme acabar.

-Y si al verme pajearte y ver tu pija grandota y sus venas hinchadas y me ayudara a chupártela, danlole tu leche en su boca y salpicándole toda la cara.

-Dicho esto acabe en su boca un manantial de leche.

- Hija de puta que cochinita que Sos.

- Todo por tu leche mi amor.

Después ya en el comedor, los tres conversamos con el televisor prendido a media vos.

-Llegó carta de mi hermana.

-Sí como esta la tía.

-Bien tiene que hacer unos tramites en capital, y la invite a que pase unos días acá.

- Y cuando viene.

-No falta mucho, ella piensa que el mes entrante.

- Mi tía es muy buena, todos los del campo lo son o viven de otra manera.

- Seguro no tan acelerados como los de la ciudad.

Esa noche hubo una vuelta mas de café y yo me despedí y ellas se fueron a dormir.

De regreso, el frío, la noche y mi casa. Ya en mi cama, pensaba en volver a estar en casa de mi novia. Y como tentar y dejarme tentar, en ese juego sutil que, sin dejar sentadas las bases, cada día estaba mas candente. Juego de fuego, de momentos intensos, arriesgados y prohibidos.

Continuara...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 39 veces

me folle a mi tiaCategoría: Sexo en familia

Por pedrosexi87 | 2014-09-21 19:19:37 | 0 comentarios

desde hace mucho tiempo mi tia es la causante de mis masturbaciones, ella tiene 40 años pero tiene unas ricas tetas, y un culito rico, un dia fui ah la casa de ella ah visitarla ella siempre pasa sola, cuando llegue ella estaba haciendo limpieza, y me ofreci ah ayudarle y me dijo q barriera en el cuarto de ella, cuando entre al cuarto de ella, vi sus tangas en la cama y un sosten en el suelo, cuando me fije q estaban sucios y eran los q ella se acababa de quitar lo cual me excito y oli sus tangas q tenian ese olorcito vaginal, y el sosten ah sus ricas tetas, empeze ah pasarmelos por mi pene q por cierto mide 20cm y derrepente ella entro y me dijo:
Tia: que haces???? con una vos algo molesta.
Yo: nada. escondiendo las tangas de ella. y ella me dijo
Tia: estabas oliendo mis tangas y mi sosten xq lo haces?? me dijo con una voz algo excitada.
Yo: tia le dije esq usted me excita y todas mis masturbaciones son por usted. ella me dijo
Tia: pero q dices??? soy tu tia???
Yo: pero tia esq estas buenota y me excitas y quiero cogerte
Tia: soy tu tia?? (una vos algo alegre) xq quieres cogerme???
Yo: xq estas ricas, tienes unos lindos pechos y un culito rico.
Tia: (ella ya un poco calmada y excitada me dice) cogemos pero si juras q esto queda entre nosotros.
eso me puso muy excitado q mi pene se puso erecto y se notaba en mi pantalon.
Yo: tia lo q tu quieras con solo q te coga.
y ella se empezo ah desnudar hasta quedar en ropa interior y se le veian sus grandes tetas y su vagina depiladita, ella se agacho y saco mi pene y empezo ah mamarmelo hasta q acabe en ella y me dijo
Tia: uufff q rica tu leche dame mas
y me empezo ah masturbar y con una mano se empezo ah tocar las tetas y se quito el sosten y me laze ah chuparle las tetas y ella decia
Tia: uffff dale hijo, dale mas rico chupamelas q salga lechita de mis pezones.
eso me esxcito y mis manos llegaron hasta su vagina y ela estaba mojadita, le baje su tanga y le vi su rica vagina depiladita se la mame hasta q se corrio, probe sus ricos jugos vaginales, y ella me dijo
Tia: penetrame por adelante, hechame lechita.
ella se puso boca arriba y abriendo las piernas, ella con sus manos se empezo ah tocar su vagina y yo suavente le empeze ah meter mi pene y ella gritaba
Tia: Ahhhhhhh!!! que rico dame mas, mas, q rico
y la empeze ah penetrar mas fuerte hasta q me corri adentro de ella y me dijo
Tia: uuuffff q rica tu leche, ahora follame el culo
Yo: tia vd q te gusta q te folle??? y lo vamos ah volver ah repetir??
Tia: si me encanta q me folles dame mas, y si vamos ah follar siempre q tu vengas.
ella se puso en cuatro y yo metiendo mi pene en el ano de ella, ella empezaba ah gemir cada ves mas fuerte, la empeze ah follar mas rapido y le agarre las tetas y se las aprete y vi q le salia leche me lanze sobre sus tetas y probe su lechita rica y despues segui follandole el culo hasta q acaba en el.
Yo: has quedado satisfecha tia?
Tia: si pero quiero q me folles otra ves por adelante y q acabes en mi cara.
esta ves ella acostandose y poniendo sus piernas en mi hombros la empeze ah follar, y ella gemia y gemia y decia.
Tia: ohhhhh q rico, dame mas, ahhhhhh dale mas fuerte.
hasta q acabe en su vagina nos abrazamos y dormimos un rato jutos.
cuando nos levantamos aduvimos desnudos hasta el dia siguiente esa misma noche volvimos ah follar,
que rico es follar con un tia..

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 39 veces

Mi vecina (62) segundo encuentroCategoría: Sexo Maduras

Por Mi vecina (62) continuacion(segundo encuentro) | 2014-09-21 08:24:47 | 0 comentarios

El primer encuentro con Maria habia sido muy bueno, lo que para mi fue descubrir una mujer ardiente en quien menos lo pensaba.
Ese encuentro quedo dando vueltas en mi cabeza, y cada vez que la veia en la calle o en mi casa , la recordaba en esos momentos intimos.
Una tarde estaba en casa con mi señora, y al retirarse la acompañe hasta la puerta de salida, y previo a miarar que mi señora no estubiera le di un piquito, toque su cola y me dijo casi al oido: llamame al celular que en casa no hay nadie.
Deje pasar unos minutos, subi a mi auto hice unas pocas cuadras y la llame
-hola
-hola hermosa, me pediste que te llame y aca estoy obedeciendo a tus ordenes
-mi amor.. no puedo sacarte de mi cabeza, por eso fui a tu casa para ver si te podia ver
-si es poe eso solamente, pues ya me viste
-no seas malo, sabes bien lo que quiero... te necesito
-y tenes alguna idea a donde ir o que es lo que queres hacer?
-si esta todo estudiado, quiero algo peligroso que me llena de intrigas y me da mas calentura
-mmmm que es lo que estas pensando?
-veni a mi casa
-pero y tu marido?
-el a las 17 se va al club con sus amigos y quedo sola
-pero estas segura?, es peligroso..
-veni mi amor veni
esta bien mandame un msn en el momento que el se haya ido y ahi estare
-Te espero!!
transcurrio media hora y pude ver cuando su marido subio a su auto y se marcho. Casi al mismo tiempo sono mi celular y su mensaje decia: SOLA!! veni
Busque una escusa para salir(ya la tenia en mente) y fui hasta su casa,no toque ni timbre cuando se abrio la puerta, ingrese y ella estaba oculta atras de la puerta, cerre, puse llave y la cadena de seguridad, me doy vuelta buscandola y recien en ese momento me di cuenta que estaba completamente desnuda, la abraze, su boca estaba abierta pidiendo mi boca, lenguas que jugaban y como yo sabia de sus gustos continue mamando sus tetas que tenian su pezon bien durito
me tomo de la mano y me llevo al sofa, me miro y dijo:
-quiero que me rompas el culo en este sofa
me fui quedando desnudo, un poco por mi y un poco por ella. la recoste me pare frente a su cara y lleve mi pija a su boca, no se hiso rogar y la trago entera, con una mano la sostenia y con la otra tomaba mis piernas y llegaba hasta mi cola. yo disfrutaba de esa mamada y acariciaba su cuerpo. Como la mamada era tan intensa ya estaba por acabar, se lo hice saber, y ella la quito, continuo pajeandome , un par de movimientos y mi leche llego a sus pechos, se sento primero y luego se paro:
-que chorro papito!! ahora me toca a mi
-claro que si, acostate
abri sus piernas me arrodille frente a ella, levante sus piernas y clave mi cabeza en su concha, mi lengua encontro su clitoris y comenso a jugar, ella gemia, mis labios mordian sus labios vaginales, su cuerrpo se movia disfrutando de ello, tomaba con fuerza mi cabeza y como que la hundia en su concha. Todo era tan bueno que mi pija se puso nuevamente firme:
-ponete de rodillas que te voy a dar ese gusto que tenias para hacer en este sofa
-si mo amor.. si ...rompelo es tuyo
se dio vuelta , sus manos se tomaron del respaldo, agacho su cabeza y levantaba sus caderas. moje mis dedos en su humeda vagina, los lleve a su agujero para dilatarlo un poco, jugue alli, ella se movia como para facilitar que entre, asi entro uno, despues lo saque y lleve mi pulgar, ya en ese momento estaba todo adentro y lo sacaba y pinia como si la estubiera cojiendo, lo note bien dilatado y ese era el momento para meter mi pija, asi lo hice, primero la puse en la puerta poco a poco la fui metiendo, y asi hasta el fondo, ella se movia y asi facilitaba la entrada. La deje un instante inmovil y bien adentro, despues comense a entrar y salir y ella se lleno de locura, se movia gemia y decia:
-asi asi cojete este culo... es tuyo mi amor es tuyo.... haaaaaaa que durito , mmmm me hago caca sacalo
-no no dejame que acabe adentro mamita
-que sensacion por Dios me cago, mmmmmmmmmm soy tu puta soy tu putasoy tu puta cojeme...ahhhhhhhhh
y un chorro de semen inundo su culo, me quede un minuto en esa posicion, la saque y ledije que fuermanos al baño asi nos higienisabamos
asi fue, ya en el baño ella se sento para cagar y me pidio que la meara en las tetas
y como yo tenia bastante ganas de orinar asi lo hice, la verdad que todo era muy sucio, pero termino con una ducha de a dos rapida.
al llegar al living mire la hora y pregunte a que hora regresa el marido y me dijo no se, esto es lo que tiene de peligroso y me encanta, pero espera un minuto
Tomo su telefono y acariciando mi cuerpo llamo a su marido, yo pude escuchar la charla:
.hola
-hola mi amor como la estas pasando?
-bien aca con los muchachos jugando a las cartas como siempre, sucede algo?
-no para nada, al contrario, estoy bastante aburrida por mi soledad, asi que quedate otro ratito que voy a mirar la novela y despues te llamo asi comemos algo y nos vamos juntitos a la cama
- bueno llamame cuando este todo listo y voy
- si mi amor, te llamo, cuidate
-gracias mi vida, beso
-otro para vos
corto, me miro y dijo, ahora la novela la vemos en mi dormitorio
alli fuimos, tenia una TV y una compu, se puso frente a la compù abrio una paguina entro a bsucar en ella y puso una pelicula porno, la miraba de reojo y me acariciaba, yo la tenia desnuda recien bañada muy caliente y sabia que lla no habia acabado ni una sola vez, asi que dije le tengo que regalar un polvo como para dejarla muerta
la tome de atras con fuerza, le inmobilise los brazos y le dije al oido, sos mi pricionera, ahora te violare perra!!
la tumbe sobre la cama, le tome con mis manos cada uno de sus brazos, con mis piernas abri las suyas y busque penetrarla, cuando lo logre comense a cjerla de una forma como nunca se lo habia hecho, la solte y ella levanto sus pierna se aferro a mi cuerpo, sus manos me apretaban por la espalda, yo la tomaba de su cintura, despues acarici sus pechos y....:
- hay mia maor esto es una locura, asi asi asi, no pares haaaaaaaaa dale que me voy hay hay ahy aaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
y su acabada fue inpresionante, la pelicula era incomparable con lo que viviamos en la cama, se mojo toda la ropa de cama y como si fuera poco continue bombeando con mis ultimas fuerzas, ella descargo algo mas y dijo:
-podes terminar?
-creo que si( estaba bastante cansado)
-veni papito veni que esta viejita puta te ayuda
saco mi pija me puso boca arriba, se puso a mi lado, tomo mi pija y comenso una paja muy suave mientras me besaba, asi llegue a mi tercer acabada. ella fue al baño, a su regreso yo continuaba en la cama y vino con el telefono en la mano
se acosto ami lado, marco un numero:
-Hola
-hola mi amor, porque no venis a casa que no me siento bien,
-qu te pasa Maria?
-no se quisas la presion, estoy como muy cansada
-aguarda unos minutos que voy para casa
-veni despasio. te espero
La mire y no lo podia creer llamo a su marido yo escuche todo, quice tomar mi ropa con urgencia y me dice, esto es emocionante, me tomo del cuerpo me besaba abrazaba como para que el tiempo pase y llegue el marido
me solte y le dije si estaba loca
-para nada cambiate mi amor mientras arreglo la cama
-esto es una locura
-si una locura hermosa, siempre la pense y hoy la concrete
-es peligroso
-eso es lo lindo!! el polvo se siente mejor mi amor
- vos no te cambias?
me voy a duchar nuevamente y a despedir asi en bolas a mi amor de la vejes!!

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 29 veces