Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


Tirando en el tallerCategoría: Orgias

Por Wilson Gau | 2014-09-09 11:49:03 | 0 comentarios

Pasaron como dos semanas después de aquella experiencia en la que los unos desconocidos nos habíamos cogido a mi esposa en una fiesta. El sujeto que con el que ella había intercambiado número le había mandado varios mensajes calientes a su celular, los cuales ella me había mostrado pero no la había llamado. Un miércoles repicó el celular ella contestó y era este sujeto, la invitó a tomarse unos tragos en su taller el viernes después de las 5 con unos compañeros de su trabajo. Yo estaba presente y le dije que aceptara, ella le respondió que iría pero conmigo y el mencionó que estaba bien que también estaba invitado. Llegamos el viernes al taller, ella se puso una camiseta negra de esas que solo tiene tela por delante y atrás se agarra con trensas y un leggins blanco que hacia ver perfectamente su pequeño hilo blanco y por delante un triangulito que se le metía entre su vulva que no dejaba nada para la imaginación. Me pregunta que si se ve bien así o se pone otra cosa y yo con los ojos que se me salían le dije que así estaba perfecta. Cuando llegamos nos saludamos, habían como tres sujetos más, (dos negros y un moreno) y una chica joven como de unos veintitantos que laboraba allí como secretaria. Nos hicieron pasar a la sala de espera del taller, trancaron el portón porque ya habían terminado sus labores y allí tenían puesta una musiquita, tenían una caba destaparon unas cervezas y nos pusimos a tomar, para hacer ambiente comenzamos a hablar de temas diversos, del trabajo, la inseguridad, el país, etc. Pusieron una pieza de salsa y enseguida el sujeto saco a bailar a mi esposa, me pidió permiso (como si eso importara) dándoselas de caballero y comenzaron a bailar, la otra chica me sacó a bailar a mi mientras los otros tres sujetos seguían tomando morboseando a mi esposa y a la chica que bailaba conmigo que no estaba nada mal, era una catira delgada, cabellera larga, con falda de jeans corta, una camiseta, buenas piernas y un buen culo, unas téticas normales como 34 de talla. Tenía la vejiga full de tantas cervezas que había tomado, pedí el baño mi esposa me indicó porque ya había ido, me dijo que no me preocupará que ella me acompañaba. Orine y se dio cuenta de la calentura que cargaba me lo agarro y dijo: pobrecito vale, ya le vamos a dar de comer decía. Salimos y ya habían cambiando la música, habían puesto un reageton, la catirita se encontraba perreando con los dos negros, uno delante y otro detrás y los otros dos aguardando bailar con ella o esperando a mi esposa para que se uniera, ella se puso frente a la chica y las dos nos deleitaron con un baile sensual entre ellas mientras nosotros nos turnábamos para pegarnos detrás de ellas rosando nuestros guevos en sus culos. Ya la calentura llego a tal extremo que yo meti mis manos debajo de la camiseta de mi esposa para agarrarle sobarles sus enormes tetas y besarla en el cuello mientras uno de los negros hizo lo propio con la catirita, cuando me doy cuenta, ya todos se encontraba con un bulto en el pantalón levantado y le saqué la blusa a mi esposa, no cargaba brassier, los dos negros, el moreno y el sujeto que nos invitó le sacaron la camiseta le bajaron la tanguita y sacaron la falda a la catirita y empezaron a desnudarse, todos con sus vergas paradas se pusieron alrededor de la chica y ella comenzó a mamarselos y halarselos uno por uno. Tal escena me excito tanto que mi esposa me dijo "anda amor participa", me desvestí rápido me puse en la rueda y esperé mi turno, que rico mamaba guevo esa catira, la verdad que estaba hambrienta lo hacia como toda una veterana, cuando volteo estaba mi esposa sentada en una siila observándonos, ya se había quitado el leggins y estaba con su tanguita blanco frotándose la cuca. Los dos negros que estuvieron deseándola toda la tarde noche se le acercaron, ella tomó con una mano el guevo de uno y se lo empezó a chupar mientras el otro le sacaba el hilo y metio su cara entre sus piernas, le estaba dando una mamada de cuca tan bestial que como gritaba de placer, mietras yo veía esa escena disfrutaba de las haladas y las mamadas de la catitira, mi esposa en un dos contra una y la catirita un tres contra una. Levantan a mi esposa de la silla se sienta el negro que se la estaba mamando e inclinada sigue chupándole el guevo, con su cuca y culo expuestos el otro negro se puso un condón y se lo clavó en esa cuca toda mojada. Apenas lo sintió pego aquel grito, todos nos reimos y la catirita le dice al negro, "dale con cuidado que ella no debe estar acostumbrada a comerse semejante guevote". Montamos a la catirita en un escritorio, el moreno y yo chupándole las téticas y el dueño del taller lamiéndole la cuca, como gemía esa perra después del primer orgasmo pidió que se lo metiéramos. Se puso en cuatro, me puse mi condón y se lo metí por la cuca que estaba empapada, mi esposa la podía ver de frente, abriendo sus nalgas para sentarse arriba de uno de los negros, se quejaba diciendo, ayyy mi culo, ayyyyy, y este le decía, "tranquila que te lo meto poco a poco", no me imaginé que semejante guevo entrara en ese hoyito pero lo logró. La cabalgada que ella le daba a ese negro y la cara de satisfacción que tenía me excitaba más y esto lo disfrutaba enormemente la catirita que me decía "papi así así dame duro que guevo más rico", mientras el dueño del taller se acercó donde estaba mi esposa para que se lo chupara y el otro negro la ensartaba por la cuca en una doble penetración. La catirita al ver eso pidió al moreno que se acostara ahora el sobre el escritorio que quería su guevo en el culo y que yo me pusiera de frente para seguir clavándola por la cuca. Como disfrutaban esas mujeres, a mi esposa se la ruletearon los tres por todos sus huecos, se turnaban, y en un momento cambiamos, el moreno, uno de los negros y yo con mi esposa y el dueño del taller con el otro negro con la catirita. Cuando uno de ellos ya se venía la catirita dijo "ya va y llamó a mi esposa. Empezó a sacarnos los condones a todos agachadas en el piso, hicimos una rueda alrededor de ellas, mi esposa la ayudo a sacarlos y entre las dos nos empezaron a pajearnos y chuparnos el guevo, que divino lo hacían como disfrutábamos, nos pusimos de acuerdo y uno a uno fue acabando arriba de ella, sus rostros y cuerpos empapados en nuestro semen y ella saboreándose y tragándose todo. Entre ella comenzaron a lamerse como perras, no querían desperdiciar ni un poquito de leche de la que tenían en sus cuerpos. Ya exhaustos nos vestimos y nos depedimos, así mismo sin asearse, mi esposa aún tenía semen en el cabello. Quedamos de repetirlo en otra oportunidad, pero eso ya forma parte de otra historia.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 43 veces

le mame el culo a mi sobrinita de cinco añosCategoría: Violaciones

Por victor hugo | 2014-09-08 22:25:34 | 0 comentarios

mi sobrina tiene cinco años guerita y nalgas paraditas ese día me dice tío quiero acer pis que la sigo al baño y sola bajo su pantaleta y se sentó tapando su linda vaginita cuando término me dijo ya acabe me acerque y le dije aver te limpió y ella me dijo que podía sola pero la agarré y asiendo que le iba limpiar su culito le dije aver agachate para limpiarte se agachó y waaaaaooooo que hermoso ano de mi sobrinita le empeze a limpiar pero sin papel sólo mis dedos la estaba dedeando y ella se dejó se subió su calzón y dijo vamos a jugar le dije ahorita voy esque quiero aser pipi ella iso que se iba y como no cerré la puerta del baño me dispuse a masturbarme pensando en ella cuando me dice ya te viii y paso corriendo y de regresó igual para eso ya me avia dado una venida rica y ella seme acercó y me preguntó que ases no pude decir nada sólo seme ocurrió untarle mis espermas en su boquita y lo ice y eya enseguida escupió y dijo que es eso le dije crema y dice vamos a jugar sale vamos.fin

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 85 veces

Fantasia cumplidaCategoría: Orgias

Por Wilson Gau | 2014-09-08 18:29:50 | 0 comentarios

Fuimos invitados un sábado en la noche a una fiesta en casa de una amiga de mi esposa. Mi esposa es blanca, cabello castaño, 1,60 mts. de estatura, unos senos 38B, un culote de esos que dejan boquiabierto a cualquiera, lindas piernas y un rostro hermoso, como solemos decir en Venezuela, está buenísima. Esa noche se puso un vestido rosado corto con un buen escote y unos tacones altos tipo aguja que le levantaban aún más esas voluptuosas nalgas. Llegamos nos presentaron algunos invitados, nos ofrecieron cervezas para beber y nos pusimos a bailar. Así estuvimos por espacio de una hora, hasta que llegaron 2 sujetos, familiares de la dueña de la casa, nos presentaron y allí mismo note una chispa que surgió entre mi esposa y el sujeto más alto. Pasó poco tiempo cuando ya este sujeto la invitó a bailar una salsa, al principio ella bailaba separada como lo hace con cualquier desconocido, pero ya avanzada la noche empezaron a bailar más pegados. Yo ya me encontraba molesto y celoso cosa que ella notaba, por lo que cuando terminaba cada pieza de baile, me buscaba, tomaba algo conmigo y me besaba. Mientras estaba sentada no dejaba de levantar su pierna y la cruzaba, una y otra, lo que hacia que se le viera su diminuta pantaleta que provocaba el morbo de varios hombres que se encontraban en aquel lugar, en especial el de los dos sujetos mencionados. Transcurrió la noche, ya la gente se marchaba, solo quedaban algunas amigas de mi esposa y estos dos sujetos, uno de ellos tenía rato que no lo veía pero el otro, el que bailó con ella seguía allí sin quitarle la vista de encima a mi mujer. Mi esposa se levantó a buscar una cerveza, la podía ver desde la sala, abrió la puerta de la nevera e inclinó su cuerpo buscando en la parte de abajo, por lo que quedó su enorme culo levantado y también su vestido. El sujeto entró a la cocina, al ver aquello cerró la puerta de la cocina sin percatarse que yo observaba. Traté de contenerme, la ira me invadía, ya pasado dos minutos al ver que no salía me dispuse a entrar, abro la puerta y me encuentro aquella escena, no lo podía creer, el sujeto le metía mano por debajo y ella seguía allí inclinada disfrutándolo, mi intensión era acabar con esa situación pero mi estado de ira paso en segundos a estado de morbo, solo de ver aquello me recordaba de aquellas películas porno que acostumbraba ver. Puse seguro a la puerta de la cocina, ellos voltearon y les dije que prosiguieran, ya tenia el guevo parado ya que podía hacer si no era participar. Me acerque y ella me dijo "gracias papi esta siempre ha sido mi fantasía, tirar con varios tipos a la vez", me abrió el cierre, me la sacó y me la empezó a chupar, mientras en otro sujeto seguía metiendo sus manos en su cuca. Escuchamos una puerta que se abría, nos detuvimos un momento, pero no era la de la cocina, yo la había trancado con cerrojo, era el otro sujeto que salía del baño de servicio, cuando vió la escena, se empezó a tocar su guevo sobre el pantalón y ella con cara de puta hambrienta lo llamó con los dedos. Se acercó se sacó el guevo y ella se lo empezó a chupar, mientras me pajeaba a mi. Así estuvo largo rato pajeando y mamando guevo a mi y al otro sujeto y el otro ya estaba agachado chupándole la cuca, lo que producía gemidos en ella. El sujeto se paró se saco su guevo que era bastante grande y la iba a clavar, cuando ella pidió que nos detuviéramos que se pusieran condones. Enseguida sacaron condones de sus billeteras, la montamos arriba de la mesa, prácticamente le arrancamos el vestido y la diminuta pantaleta que cargaba, me dispuse a chuparle esa rica cuca que ya estaba toda empapada, mientras los otras sujetos ya le habían quitado el brassier y chupaban sus duros pezones. Ella nos pidió, "los quiero a los tres dentro de mí" en seguida nos acomodamos, el tipo del guevote quería clavarla por el culo pero ella dijo que ese era solo mío, así que me acosté sobre la mesa, y ella se sentó y comenzó a cabalgar, que ricas aquellas nalgas de mi mujer, ese culo estaba divino, mientras lo hacia dejo sus piernas abiertas para que el sujeto que comenzó se lo metiera por la agina. El segundo sujeto tomó una silla para que su guevo quedara a la altura del rostro de mi esposa y se lo metió de golpe por la boca. Así estuvimos varios minutos, yo agarraba una de sus tetas con una mano y con la otra sobaba su espalda, el otro sujeto la envestía con furia que la hacia gritar mientras chupaba una de tetas y el otro la tenia agarrada por los cabellos empujando su verga contra su garganta. Este sujeto se vino dentro de su boca, no tenía puesto el condón, y ella casi de atraganta, se lo limpió todo con chupadas, cuando sentí que me iba a venir y el otro sujeto también, nos despegamos de ella, la colocamos agachada en el piso, el sujeto se saco el condón y eso fueron chorros de semen que cayeron sobre su cabello rostro, tetas y hombros, su boca chorreaba leche, tomo nuestros guevos se los metió los dos a la boca y no las pulió de tanto que las chupó, iba limpiando el semen que quedo en su cara y se lo metía todo a la boca, el que cayó en sus tetas se lo restregó, se levantó y nos dio un beso de lengua a cada uno. Fue al baño con su ropa a asearse y vestirse, nosotros tres nos quedamos afuera nos vestimos y ellos no esperaron a que ella saliera, se despidieron de mi diciendo "tremenda hembra tienes como mujer, cuando quieras repetir nos llamas ya le di temprano el número a ella. Se fueron, cuando salió y no los vio como que ni le importó porque no preguntó, me dio otro beso con lengua, fue a buscar la cerveza en una cava, no había nada en la nevera, (ya la muy perra lo sabía) y fue con las amigas a la sala a seguir tomando. Al llegar a casa seguimos tirando hasta el amanecer.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 49 veces

Haciendo el amor a la luz de las velasCategoría: Novela rosa

Por Wilson Gau | 2014-09-08 16:45:38 | 0 comentarios

Las luces estaban todas apagadas, la puerta de la habitación cerrada y lo que se asomaba era una luz tenue bajo de la puerta. Cuando abro alli encuentro a mi esposa esperándome con una lenceria roja nueva que había comprado, recostada de lado sobre la cama, alumbrada por velas aromáticas. Con voz baja me dice "amor pasa". Yo quedé boquiabierto, la verdad no lo esperaba, me quite el abrigo, me acerque a ella, nos abrazamos, nos besamos, mis manos recorrieron todo su cuerpo. Ella se encargó de desnudarme, me desabotono la camisa mientras acariciaba y besaba mi pecho, me saco el cinturón y me desabrochó el pantalón, me saqué los zapatos, ella tiró de mi pantalón y me quede sólo en boxer. Me empujó sobre la cama, colocó mis brazos hacia arriba, beso mis labios, mi cuello, mi pecho, mi abdomen, mientras que con sus manos recorría mi cuerpo, llego hasta mí boxer, y mi miembro ya se encontraba duro. Con besos y pequeños mordiscos sobre el mi boxer mi miembro se levantaba. Yo acariciaba su largo y hermoso cabello rubio. Me quitó el boxer, se amarro su cabellera, tomó mi pene con una mano y empezó a pasar su húmeda lengua, levantaba su mirada sólo para ver la reacción que me producía. Me masturbó con su provocativa boca, mientras con su otra mano masajeaba mis testículos. Nunca me había hecho el sexo oral de esa forma tan divina y por tanto tiempo, había logrado con sus lamidas que mi pene estuviera más grande de lo normal y con un cosquilleo de esos que sientes cuando se te duerme alguna parte del cuerpo. Sentía que iba a explotar tomé su cabeza para detenerla porque no quería eyacular en ese momento pero ella siguió, explote dentro de su boca, ella lo chupó con fuerza y se tragó todo aquel líquido seminal. Siguió lamiendo mi miembro y chupando mis testículos, la verdad me tenía extasiado. Me senté sobre la cama la recosté, le di un apasionado beso en labios, mejillas, cuello, desabroché su brassier y empecé a lamer esos grandes y hermosos senos, con las aureolas rosadas y los pezones duros y firmes por la excitación del momento. Ella apretaba mi nuca sobre sus tetas y me decía, "sigue amor me gusta", la obedecía cual bebé hambriento disfrutando de aquel manjar. Con mi mano tocaba su vagina, ya húmeda, y le dije "amor estas divina me la quiero comer, quieres que te la coma?" a lo que ella respondió " tú sabes que a mí me gusta todo lo que me haces". Fui bajando mi cabeza pasando mi lengua sobre su ombligo, su vientre hasta llegar a ese pequeño triangulo rojo, era una tanga diminuta, mojada, la aspiré, la lamí y se la quité hasta dejar expuesto aquel húmedo coño. Estaba depilada y completamente mojada, con un dedo le toque su clítoris y luego se lo introduje hasta lo más profundo de su vagina, lo saqué y lo saboree hasta que fui directo con mi lengua a su clítoris. Le pasé la lengua una y otra vez hasta que la escuche gemir, me halaba del cabello por la nuca y apretaba mi rostro sobre su rico coño. Le empecé a hacer el amor con mi lengua y cuando sentía ese líquido amargo que salía de su vagina lo tragaba, estaba encantado, me aumentaba más el deseo por ese aroma a hembra que destilaba y los gritos de placer que escuchaba venir de su voz suave, entrecortada y por su respiración acelerada. Nuestros cuerpos sudaban, cuando ella llegaba a un orgasmo con sus muslos me apretaba, por momentos pensaba que me ahorcaba, pero ese aroma y el sabor de aquella deliciosa vagina no me separaba. Tuvo un orgasmo tan intenso que me empujó por el cosquilleó que le causó después de que había acabado. Yo me recosté y le dije que pusiera su vagina en mi rostro, lo hizo de espaldas a mí porque quería nuevamente chupar mi pene. Lo puso nuevamente duro, mientras restregaba su coño sobre mí, tragándome esa delicia amarga. Mi nariz entre sus glúteos, cuando me chupaba con fuerza yo hacía lo propio y la nalgueaba, así estuvimos varios minutos, nos detuvimos, la recosté sobre la cama, abrí sus piernas y se lo introduje sin mucho esfuerzo, estaba tan mojada y calientita, que mi pene se lo empujé hasta lo más profundo, la envestí varias veces y decía: "así así papi que rico me haces el amor, sigue, sigue...mmmm", subí sus piernas sobre mis hombros y, cuando lo sintió, se quedó sin aliento, lanzó un grito de excitación ¡siiiiiii que divinoooo así así!!!. La cara que tenía sonrojada, los brillantes y pequeños como, sollozos y la sonrisa que se asomaba bajo una respiración fuerte, con un aroma que emana de su cuerpo que me vuelve loco, hacía de ese momento algo tan especial que deseaba no terminara nunca, nuestros cuerpos sumidos en el amor, el deseo, el placer y la lujuria. Cuando sentí que acababa grité, me pidió que lo sacara porque quería que eyaculara sobre ella, decía "acaba sobre mi amor". El primer chorro, de golpe, cayó sobre su rostro y el resto entre sus pechos y vientre, exclamó "que rico papi está calientito" regó el semen que cayó en una de sus mejillas sobre toda su cara y con la otra mano regó el que tenía sobre su pecho y vientre, la vi con placer y a la vez asombro a lo que me respondió, "mis amigas me han dicho que el semen del hombre es bueno para la piel de la mujer". Nos besamos, me pidió que la abrazara, de espaldas a ella, me dijo que lo mucho que me amaba, le respondí igual y así nos quedamos dormidos, en un profundo y merecido descanso, en un sueño dulce, placentero hasta que se consumió la última vela.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 30 veces

modo de agradecerCategoría: Sexo primera vez

Por antony | 2014-09-06 07:05:27 | 0 comentarios

MODO DE AGRADECER

Hola que tal amigos, les contare una situación embarazosa que se me presento hace unos dias, yo trabajo en un taller de reparacion y venta de televisiones. La situación se presento asi
Era un dia comun y corriente y llego corriendo una vecinita para pedirme un favor porque su abuelita se habia caido de su silla de ruedas, cosa que solo se habia ladeado y casi estaba a punto de caer, llegue corriendo y le ayude a poner en buena posición la silla, ya que iban a ir de compras al mercado cercano a la colonia, y asi se retiraron agradeciendo el favor. Mencionare que esta pequeña tendra mas o menos unos 11 o 12 años, llevaba un vestido blanco con muchas flores en el, pero el vestido arriba de las rodillas, mencionare que no tiene pechos aun, pero tiene unas bellas piernas, y como me gustan las niñas con calcetas, ella llevaba unas de color beige, relucian mas ellas, el nombre no importa, tiene el cabello recogido, nunca la he visto de cabello largo, y es de color blanca su piel.
Asi después de un rato regresaron del mercado y la señora me agadecio la ayuda trasllendome un melon de buen tamaño, el cual no me cabia en la mano, y asi me estuvo perdiendo el tiempo de mi trabajo, ella hablando de tonteria y media, y rato después se despidio. Le pedi si de su casa me prestara un plato y una cuchara para comerme esa fruta, ella dijo que la mandaria con su nieta, y asi lo hico unos minutos después, ella llego con una canastita de accesorios para que me comiera la misma, le invite a esta pequeña a comer y me dijo que si, empece a partir la fruta en pedazos, pero como yo tenia mi computadora en Internet, me pidio de favor si le podia poner juegos de niñas en linea, y asi lo hice, le busque uno donde tenia que vestir y divertirse cambiando su ropa a las figuras que aparecian, ella se subio a un banco para tener mas cerca el monitor, ella con trabajos se acomodo y se puso a divertir pero, en vez de acomodarse o hincarse, ella se empino dejandome ver su calconcito blanco de niña, que hermosos espectáculo tenia yo de frente, me apure a partir en pedazos y me acerce a ella a darle fruta en trozos en la boca, ella estaba agradecida, yo me atrevi a colocar mi mano en su colita, y segui asi unos minutos y mi mano se fue bajando hasta llegar hasta sus muslos, y ella se retorcia de placer, pero no decia nada, le segui frotando sus piernas con la mano derecha y con la izquierda dandole fruta, pero ella seguia metida en el juego de la computadora, me atrevi a tocar en medio de sus piernas, y ella en vez de quitarse, abrio mas las piernas y me dedique a tocarle su conchita por encima del calzoncito, y seguia moviendose de un lado a otro, parecia que le gustaba, y que le meto el dedo debajo del calzon y ella sin decir nada, le estuve tallando su conchita por debajo y le introduje un dedo en su vaginita, para esto ya empesaba a decir que le gustaba mucho, y que siguiera. Yo me coloque atrás de ella y como pude me saque la verga, y se la puse en su colita, en medio y sin quitar el calzon, ella ya estaba toda mojada, y me decia que tenia que ir al baño, le dije que no porque le iba a gustar lo que iba a sentir, y empece a frotarle mi verga encima de su colita por debajo de la colita, ella se movia con mucho placer, y por la posición de la computadora se tenia acceso al taller por si llegaba alguien a molestar, cosa que no sucedió asi, le baje su calzoncito, a las rodillas y ella se acomodo de forma de agacharse para recibir mi verga, y se le fui metiendo primero la punta, ella seguia gozando moviendose con un vaiven cadenciosos, asi se la fui metiendo poco a poco y cuando ya le habia metido mas de la mitad, me dijo que siguiera, porque le gustaba mucho y seguia sin chistar o molestarse porque la estaba culeando y empece con el mete y saca hasta meterla en toda su colita, estuve asi un rato largo, hasta que me vacie dentro de su vagina, yo veia como le escurria mi leche por su vagina, le pregunte al oido, que si le habia gustado, me dijo que si. Yo con dudas le pregunte si ya lo habia hecho antes con alguien, me dijo que si que su abuelo se la habia cogido un tiempo atrás, pero esa sera otra historia.. Como pude le ayude a limpiar su colita y le subi su calzoncito, y ella seguia jugando con la computadora y me daba la respuesta a cada pregunta que yo le disparaba.. Le pregunte si le gustaria haciendo lo que acababamos de hacer, me dijo que si siempre y cuando su abuela le diera permiso de salir a la calle.
La situación se volvio a repetir dias después, pero esa es otra historia

Continuara…………….

Mi correo es ingratoabc@yahoo.com.mx

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 60 veces

no se que hace,estoy enamorado de mi hijaCategoría: Sexo en familia

Por silvio ,rosario ,santa fe | 2014-09-05 23:45:27 | 0 comentarios

Mi nombre es oscar tengo 58 años soy casado y tengo dos hijas,una de 29 (Sofía), ya casada con un hijo , la otra de 17(noelia), es la nena de papá, ellas son mis ojos.

Un dia mi esposa fue de visita a casa de su mama para quedarse hasta el dia siguiente ya que estaba algo enferma y no andaba bien. Mi hija mayor llego a la casa como a las cinco de la tarde para esperar a su esposo e irse a su casa, y la mas chica no salía a bailar porque hacia mucho frio , al rato llega mi yerno y se lleva a la más grande , asi que quedamos solitos mi chiquita y yo, asi que cenamos algo y nos fuimos a dormir.

Como a las dos de la madrugada me levanto a mear ,cuando salgo del baño paso por la puerta de la habitación de mi hija , a ver si se había ido a bailar, o no ,pero estaba dormida la tape como siempre y me fui a dormir, al rato escucho que se quejaba o soñaba , que se yo , me levante y fui a ver que le pasaba abro la puerta entre y veo a mi hija dormida con una camisa inmensa desabrochada ,sin corpiño y una bermuda gigante .
Al verla dormida me quede a un lado de la cama para ver si le pasaba algo malo , pero no se porque cada vez que se movía en la cama dejaba ver buena parte de sus pechos , que hago pensé estoy loco ,estoy mirando los pechos de mi hija, pero inconscientemente mi verga empezó a pararce , se estaba poniendo dura como un palo, pero ella otra vez empezó a quejarse como si le doliera algo, me agacho un poco le pongo la mano en la cintura y la otra en el vientre y dándole caricias muy suave como para aliviar el dolor. Le paso toda la mano por el hombligo y llego hasta sus pechos,empecéotra vez a calentarme y de a poco le voy subiendo su camisa y empezó a ver sus tetitas , no eran grandes , pero que duritas eran por favor. Su respiracion se vuelve agitada ,no podía creer lo que estaba haciendo , pero no aguante y habri completamente si camisa , eran espectacular las tetas hermosa que tenia mi hija , unos pezones grandes , oscuros y puntiagudos.
Mi verga sigue parada como nunca, bajo mi mano hasta el borde de la bermuda y acariciando su pacita voy llegado hasta su conchita, y para mi sorpresa no tenia bombacha, ya muy humeda como si estubiera disfrutando el masaje, le comienzo a meter un dedo y lo acepta sin problemas y sigo asi como diez minutos.

Ella comienza a despertar subo mi mano hasta la cintura y le digo:

- ¿Que te pasa nena por que te quejas?
- ¡Hola papa,que haces despierto a esta hora...., me duele un poco la cintura me torci hoy al bajarme del cole.!
- ¡ A ver noe, dejame masajearte un poco para que sea menos el dolor!
- ¡Si papa, masajeame la espalda ,pero despacito que me duele, a ver espera que me doy vuelta y me quito la blusa!

Se dio vuelta y yo me subi en sus piernas para sobarle mas comodo .

- ¿Hasta donde te duele nena ?
-¡Toda las espalda hasta las caderas me siento adolorida!

Le masajeé toda la espalda y cuando llegue a sus nalgas le baje un poco la bermuda para ver que decia, y no dijo nada, mi verga quedo directo a la raya del culo le segui bajando la bermuda hasta los pies y se la quite completamente.
Me agache un poco y le di una pequeña mordida en la espalda sin quitar las manos de las nalgas, ella estiro una mano hacia atras y me toco la verga si querer, y me dijo- ¿Que te pasa papa, te exitas al masajearme?

- ¡Si hija perdoname no lo puedo evitar. Dobla un poco las piernas!
Mi hija dobla las piernas y queda empinada con su gran culo abierto como pidiendo que me lo coma, le sigo mordiendo hasta que llego a las nalgas y en lugar de morder saco la lengua y se la paso por las nalgas, hasta que llego a su culo se lo chupo a mas no poder.
hayyyy papa estas loco?
Me parece que esta mal esto,pero me estoy calentando y no quiero que pares....segui un poco más...

Yo no puedo aguantar mas me enderezo y le apunto mi verga a su conchita y se la meto ( me estoy cogiendo a mi hija no lo puedo creer siento que mi verga entra ajustada en la concha de nena).
Hayyyyy papa para un poco, nooo mejor dicho noo paressss, cojemeeeee.... que putita que soy, me esta cogiendo mi papa. Aahhg siento que en cualquier momento acabo... Papaaaa me vengo en tu verga.... no la saques por favorrrr

- ¡Si noeee ,que linda estas nena, movete un poco mas rápido que quiero acabar dentro tuyooooo , hayyy no puedo parar...
- que Hermosas caderas tenes criaturaaaaa ,y siento como mi verga explota como una dinamita en su Conchita ,y empieza a salir leche por todos lados , como 20 litros de leche acumulada,terminamos gemiendo y gritando como pocos.... Que hermosaaaaaa hijaaaa que tengooooo....

Despues nos quedamos quietos sin hablar abrasados y nos dormimos como una hora, cuando siento entre sueños que me agarraban la verga.... Me despierto y veo a mi hija que se esta agachando y se la mete en la boca,... Y me dice:-viejo no te duermas que esto todavía no termino, por favor como me la chupo,nunca nadie,de esta forma,nooooo, esta vez pude ver la cantidad de leche que me salio de la pija ......
y tambien pude ver como mi hija se iba tragando todooo ,todo ,todo.... Mientras me decía como seguimos con esto? Ya se que es un secreto nuestro , no se como te voy a mirar....
y yo le dije ..., tranquila mi bebe dormité y mañana charlamos... Me dio un beso y se durmió, yo la verdad no pude dormir en toda la noche......
Pensé y pensé , pero esto esto más fuerte que yo , no se que hacer .....estoy enamorado de mi hija....!!!!! Gracias por escucharme

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 121 veces